Allá por 1968, durante unas vacaciones existenciales (menudo año el de mayo del 68),
Dénia conquistó con su belleza y estilo de vida mediterráneo a la familia Kessous & García.

Ya en 1970 decidió abrir una pequeña y acogedora pensión con 5 habitaciones a 20 metros del inicio de la playa de Las Marinas, convirtiéndose pronto en punto de encuentro entre el incipiente turismo de Dénia y la población local.

Aquella pequeña y original pensión se ha convertido hoy, tras sucesivas renovaciones y con la inestimable fidelidad de sus huéspedes en una preciosa casa de líneas mediterráneas con fachada columnada y balcones florentinos, donde sus habitaciones rezuman gusto y confort.

Este Boutique-Hotel, entre los más bonitos y confortables de los pequeños hoteles familiares de la comarca, es el lugar ideal para su descanso, de vacaciones o de negocios-vacaciones.

Hotel Rosa
;